diumenge, 10 d’octubre de 2010

7. Guerreros de Riace

Título: Guerreros de Riace.
Autor: Deconocido
Cronología: -460-430 aC
Estilo: Griego-Clásico
Técnica: Fosa (cera perdida)
Material: Bronce
Formas: Escultura exempta
Tipología: De pie
Cromatismo: Polícroma
Dimensiones: 2,05 m. alto
Localización original: Costas de Riace
Localización actual: Museo Nazionale de Reggio de Calábria






A) Contexto Histórico.
El periodo de esta escultura es el Periodo severo: Se denomina así el periodo de la escultura griega clásica comprendido entre 480-450 aC. Se trata de una producción escultórica casi exclusivamente griega, a diferencia del periodo arcaico, que también llegó a las islas del mar Egeo y a las colonias mediterráneas. Los rasgos principales de este estilo se manifiestan en el momento que desaparece la sonrisa arcaica y se integran los personajes dentro del espacio con más naturalidad, aunque sea siempre frontalmente. El modelado es muy fino, las formas cerradas y el ritmo alternativo. Una buena parte de la producción de este periodo se hizo en bronce. Y es sabido que en periodos bélicos posteriores se recurrió a la fusión de las pacíficas esculturas para hacer cañones. Por eso la mayoría de las obras de este periodo, como las de los periodos posteriores, las conocemos sólo por las copias romanas.

B) Estilo:

Pertenecen a la transición del periodo arcaico al clásico. Los guerreros de Riace presentan ya los rasgos característico del clásico temprano, al cual se adscriben, como por ejemplo, el contrapposto de Policleto -que consistía en el contraste entre una parte tensa y otra de dispensa-y la búsqueda de la perfección ideal de la figura humana.
Los autores, indudablemente grandes artistas, demostraron un profundo conocimiento del cuerpo humano al momento de dar forma a los músculos. Los cuerpos muy formados de estos dos guerreros son lejos ya de los antiguos Kouroi anticipan el antropocentrismo y la atención a los detalles de periodos posteriores. Los Guerreros tuvieron una gran influencia en artistas como Praxiteles y en los escultores helenísticos.

C) Características formales:
Estas figuras se diferencian ya claramente del estilo clásico de los primeros tiempos gracias a la anatomía, mucho más muy conseguida. Estas dos estatuas se desmarcan, también, del hieratismo de los kouroi y de las korai gracias al recurso que apoyan el peso a la pierna derecha y flexionan ligeramente la izquierda; parece que hayan sido captados en el momento de iniciar la marcha. El movimiento, todavía tímidamente insinuado, proviene también del hecho que la cabeza se inclina en dirección contraria a la pierna que se encuentra flexionada. El eje de simetría estricta ha sido sustituido por una insinuación de movimiento que invita al espectador a descubrir la figura moviéndose alrededor. La expresión de los dos guerreros es feroz, en gran parte por la boca entreabierta, en que se pueden ver los dientes de plata, y por el uso de cobre para hacer el labios, esta figura esta hecha con la técnica de la fundición (cera perdida) de bronce.

También son de cobre los pezones y las pestañas; los ojos son hechos con marfil. Los dos traían escudo y lanza, probablemente de plata. Las barbas rizadas, de estilo jónico, en contraposición con la poderosa musculatura otorgan estas figuras un toque femenino que desvela una cierta sensualidad.
Las dos estatuas son fuerza parecidas, pero mantienen diferencias sutiles: El guerrero 2,que lleva los cabellos sin recoger, representa un hombre más joven y pleno de arrogancia; 1 es un hombre más grande que transmite la solidez de la experiencia, enturbiada por un cierto cansancio. La forma allanada de la cabeza de este último hace pensar que, originariamente llevaba casco, que se ha perdido.


C) Iconografía, contenido y significación.
Estas dos figuras representan dos guerreros, uno más joven que el otro.

La revista de arqueología dice que trataba de los dos héroes llamados Áyax: Áyax de Telamón, fue la cabeza del ejercido que se enfrenta a los troyanos y, también quién recuperó al cadáver de Aquiles, y Áyax Oïleu.
De lo que no cabe más duda es que se trata de dos guerreros, porque los gestos de coger el escudo y la lanza son muy evidentes.
La importancia de estas piezas excepcionales está, además de su valor artístico, en el hecho que hasta la actualidad han llegado pocos originales de bronce y sólo se conservan las copias romanas de mármol
Función: A pesar de que no se sabe qué función tenían,la misma composición de las figuras hace pensar que fueron hechas para colocar de espaldas a una pared y ser vistas frontalmente, posiblemente en un lugar público. De todas maneras, la parte trasera es impecables,sobre todo en cuanto al guerrero joven, que muestra una pequeña inclinación del cuerpo que lo dinamiza y humaniza y que mantiene los músculos y la curva de la espalda en perfecta harmonía. Lo poco que se conoce de los Guerrero de Riace es que eran transportado hacia la magna Grecia y, por lo tanto, es fácil deducir que los escultores griegos de la época tenían una gran difusión.

1 comentari: