dilluns, 11 d’octubre de 2010

9. Diaudumeno

Título: Diadumeno
Autor: Polícleto el Viejo
Cronología: 430 aC
Estilo: Giego Clásico
Técnica: Fosa (cera perdida)
Material: Bonce
Formas: Escultura exempta
Tipología: De pie
Cromatismo: Monocroma
Dimensiones: 1,95 m. alto
Localización actual: Museo Arqueológico Nacional, Atenas.




A) Contexto histórico:

Periodo clásico. Los adelantos de la etapa anterior se dejaron sentir sobre todo en Atenas que, una vez consolidada como líder de las otras polis (a partir de la victoria sobre los persas durante las Guerras Médicas) marcó las líneas maestras del arte de aquellos momentos. Los granos artistas que trabajan en la reconstrucción de la Acrópolis de Atenas, sobre todo Fídies, y otros escultores, como Polícleto, trajeron el arte griego a su máxima madurez en cuanto a reflexión filosófica, estética y plástica. En aquel periodo adquirían sentido conceptos como los de armonía, proporción, medida y ritmo, que definían una obra como «bella».

B) Estilo:
Polícleto recogió sus conclusiones sobre el tema de la commensurabilidad del cuerpo humano (symmetria) en un tratado artístico, el Canón. Las premisas del artista y teórico tuvieron mucha influencia en la antigüedad. Las figuras de Polícleto eran más anchas y más robustas que las de Fídias y pasaron de moda más rápidamente. Lo que restó, con las variaciones personales que introdujo cada creador.

C) Características formales:
El Diaudumeno es una de las máximas expresiones de sus investigaciones, que, entre otros requisitos y según el canon que estableció, preveían que la longitud de la figura tenía que ser siete veces la medida de la cabeza, dividían el cuerpo humano en seis módulos. Polícleto había plasmado estas normas en sede no menos famoso Dorífor, portador de la lanza.
El Diaudumeno de ejecución posterior, presenta una actitud más libre que la del Dorífor. Es una la posición de las piernas propia del periodo clásico temprano, en que la pierna izquierda relajada, es más atrás y con el pie haciendo ángulo, de forma que apenas toca tierra; y la pierna derecha, que soporta el peso de todo el cuerpo, es recta y en tensión. Así pues, es el ejemplo perfecto de una de las teorías capitales de Polícleto: el contrapposto, es decir, la contraposición entre una parte tensa y otra de distensa. El Diadumeno, para equilibrar el cuerpo, presenta el pies más separados que su antecesor. La estatua del Diadumeno es pensada para ser vista frontalmente y es desde esta perspectiva que se percibe la armonía de líneas verticales, horizontales y oblicuas. La ligera ondulación del cuerpo y la cabeza inclinada dan más elasticidad a la figura y hacen que el estatismo propio otras esculturas de Polícleto se rompa en gran parte; el gesto que parece que hace de ligarse la diadema a la cabeza, da al atleta más naturalidad. Los cabellos también son concebidos de manera más plástica que los del Dorífor; la expresión del rostro es más serena, la musculatura más matizada y no tan dura y el gesto más elegante. La estatua, en general, resulta más delicada y presenta una atención más cuidadosa por los detalles.

D) Iconografía, contenido y significación
Muestra un hombre que se toma la victoria con serenidad de aquí la diadema, símbolo de victoria en los juegos olímpicos, y que parece querer perpetuar el movimiento de la veloz carrera que acaba de protagonizar, andando hacía el observador.
Para los griegos el deporte era muy importante; por eso, no es raro que abunden las estatuas de atletas. La gimnasia -la actividad física- estaba reservada a los ciudadanos de sexo masculino, practicada sin un hilo de ropa, formaba parte del programa educativo del individuo. Los atletas adquirían una fama tan grande como los héroes más valientes.
Función: Conmemora la victoria en la carrera de un joven atleta, que parece que se acaba de ceñir con la diadema o cinta del vencedor.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada